"Xarxa" de Acceso al Trabajo


 

Charlas

 

 

En este espacio del CHAT cualquier persona que se conecte a  nuestra página web puede enviarnos propuestas, quejas, opiniones o comentarios.

Por ejemplo, dos compañeros nos comentan sus experiencias personales sobre la enfermedad, desde que les apareció hasta ahora. Y, además, también nos hablan  del trabajo que han tenido.

Carta de Calvete

Inquietudes para la inserción en el mundo laboral.

Tengo miedo a  que me quiten la paga si empiezo a trabajar en Laboris. Desde el accidente no recuerdo las cosas, además creo que la gente en el trabajo se ríen de mí. Me cuesta mucho relacionarme con la gente.

Para mi trabajar de nuevo es como empezar una nueva vida. Yo cuando era más joven (18-20 años) trabajaba y estudiaba, y sentía que tenia toda la vida por delante, era becario de la biblioteca de matemáticas y también estudiaba matemáticas. Nunca habría pensado que acabaría de oficinista, pero recuerdo que leí un libro que se titulaba: Cuando una puerta se cierra otra se abre y para mi igual se me ha cerrado la puerta de profesor de matemáticas. Pero igual tengo la puerta abierta en este centro de trabajo.

Os animo a que seamos compañeros de trabajo. Hasta luego. ¡ Que vagi !

Carta de Barbie Marchosa

¡Hola queridos lectores!: Me gustaría contaros que yo no he tenido una adolescencia como los demás, y eso me apena mucho. Es como si me hubieran robado una parte de mi vida. Con 12 años me puse enferma; empecé a sentirme extraña, me aparecieron diferentes obsesiones y/o paranoias, me sentía deprimida y no sabía que era lo que me pasaba, no tenía ayuda ni sabía como pedirla.

Yo veía como los otros niños y niñas de mi edad jugaban en el patio y se divertían; fue entonces cuando empezaron a darme de lado y a burlarse de mí.

Me saqué el graduado escolar a trancas y a barrancas, no podía rendir en clase como los demás niños y niñas de mi edad. Tenía miedo, mucho miedo, no entendía nada. Cuando empecé el bachillerato todo se me vino abajo, cogí mucho estrés físico y mental, estaba agotada y se me incrementaron todavía más las obsesiones. Me sentía muy perdida y desesperada hasta que la situación se volvió insostenible y opté por la vía más fácil y rápida para acabar con el sufrimiento: el suicidio. Cogí las pastillas de mi madre y me tomé un buen puñado. Las suficientes para acabar con mi vida. No me importaba morir, pero si sobrevivía quería que me ayudasen. Pues bien, si que me ayudaron y siguen ayudándome: psicólogos, psiquiatras y familia. Con 16 años me diagnosticaron trastorno límite de la personalidad y con 25 trastorno obsesivo compulsivo.Ahora tengo 26 años, tengo ganas de vivir la vida y hacer cosas, intentando día a día auto superarme y siento como si estuviera recuperando aquel tiempo perdido en el que no pude disfrutar como una niña de mi edad. Sólo quiero que sepáis que por muy negro y difícil que veáis el camino siempre hay alguien que está a tu lado dispuesto a ayudarte y hacerte el camino más claro y fácil.

 

Se despide: la Barbie Marchosa.

 

Artículos

 

En este apartado hablaremos de temas relacionados con la actividad que se realiza en LABOR-90 y además de las enfermedades que padecen muchos de sus componentes.

 

En el mundo más de 400 millones de personas sufren algún tipo de trastorno mental. En España existen 800.000 enfermos mentales. Del total de afectados, más de 300.000 padecen esquizofrenia.

 

Algunas de las medidas que una persona con esquizofrenia puede tomar para maximizar su recuperación son:

    1. Aceptar la enfermedad.
    2. Identificar sus puntos fuertes y sus limitaciones.
    3. Fijar metas claras y realistas.
    4. Después de una recaída, regresar de nuevo lenta y gradualmente a sus responsabilidades.
    5. Planear una rutina diaria regular, uniforme y predecible. Escribirse un calendario diario cada día. Acordarse de incluir cosas que usted goza.
    6. Hacer su hogar lo más silencioso y relajado que pueda.
    7. Tomar su medicación exactamente de la manera en que fue prescrita.
    8. Ser un socio en su terapia.
    9. Identificar y reducir el estrés. Hacer solo un cambio en su vida a la vez.
    10. Identificar los signos tempranos de una recaída. Hacer su propia lista de advertencias tempranas.
    11. Pasar tiempo con personas con quienes usted se siente cómodo, quienes son útiles y comprensivos.
    12. Evitar las drogas callejeras y el alcohol.
    13. Comer una dieta balanceada.
    14. Conseguir suficiente descanso.

    15. Hacer ejercicios regularmente.
    16. Si usted no está seguro si se está comportando bien, pregúntele a alguien en quien confía o compare su comportamiento con el de otros.

 

Nuevas investigaciones en relación con el origen de la esquizofrenia.

La esquizofrenia es una patología mental debilitante con síntomas que van desde delirios y un sentido alterado de sí mismo hasta apatía y retraimiento social.

Según un estudio llevado a cabo por científicos suecos y publicado en Neuroscience Letters, una minúscula partícula que se encuentra en el líquido de la médula espinal y que podría ser una nueva forma de vida ayudaría a explicar la causa de la esquizofrenia.

Estas partículas pueden intervenir en el desarrollo de la enfermedad, o ser el resultado del proceso patológico en el cerebro de pacientes esquizofrénicos.

Los autores del estudio advierten que sólo se trataba de una teoría, y todavía se desconoce qué tipo de forma de vida podrían representar las partículas, que son más grandes que los virus ordinarios, pero más pequeñas que las bacterias.

El estudio se llevó a cabo en base a muestras de líquido cefalorraquídeo obtenido de la médula espinal mediante una punción lumbar de 22 pacientes esquizofrénicos y 38 pacientes sanos de un grupo de control.

La investigación halló partículas esféricas en el líquido espinal de 20 de los 22 pacientes con esquizofrenia, en comparación con sólo dos de los 38 del grupo de control.

 

Fuente: Xarop.com, viernes 27/12/02

 

 


Tiempo libre

 

Dos de nuestros compañeros nos cuentan sus aficiones y hobbies favoritos:

 

Mis aficiones durante el tiempo libre de  que dispongo no son muchas:

Practico un día a la semana fútbol-sala (los viernes por la tarde) y, de vez en cuando, en mi casa hago “ mis pinitos “ con guitarra.

Además, entre semana, acostumbro a irme con mi hermano (se llama Javier) y, a veces, con el Peto (un amigo en común) a cualquier zona (casi siempre un bar o al Eroski) a tomarnos algo.

Los fines de semana son muy tranquilos. Juego con mi padre (muy a menudo) al ping-pong y, de vez en cuando, (ya que en Junio obtuve el carné de conducir) traigo y llevo a mi padre. Por las tardes, solemos salir por Barcelona (ver discos, ir al Tequila (bar-musical), al Maremagnum ).

 

Por las noches, frecuento un bar musical (Tijuana) de mi zona  (Cornellá de Llobregat) , que siempre mis amigos sacan siempre alguna queja de él. Me gusta ver qué “ambiente“ puedo encontrarme cada vez que voy y siempre sacamos alguna queja de lo “estupenda” y “original” música que siempre pinchan los disck-jockeys.

Los domingos por la tarde toca fútbol. Desde hace dos años me hice socio del equipo de mi ciudad, y parece que este año se puede recuperar la categoría que el año pasado se perdió. Luego, me voy al Tijuana con el Peto y el Maikel (otro amigo que tengo) y nos pasamos la tarde jugando a las cartas.

Además, cuando tengo algún que otro rato libre, pongo mi “mini” y escucho a “mis grupos” (me gusta Kiss, Ac/Dc, The Corrs, Shania Twain….).

 

 

Su nombre es Mocego, y nos cuenta uno de sus hobbies preferidos. Es brasileño. Hace 14 años que vino a Barcelona, hace capoeira dos días a la semana durante hora y media como mucho.

 

La  capoeira principalmente es un juego que exige complicidad, inteligencia y autocontrol, un combate simbólico y una forma colectiva de buscar el equilibrio y la armonía.

Según sus practicantes  es el deporte más completo del mundo y todo un itinerario de perfeccionamiento  personal.

La capoeira fue basada por los esclavos en el siglo XVI, en las plantaciones de Río, Recife  o Salvador, y  es una lucha que se hace con música.

La capoeira se basa en unos instrumentos como son: el berimbau, el pandeiro que es como una pandereta y el atabaque.

En la capoeira se utilizan más las piernas que los brazos; cuando se empieza se ponen dos contrincantes al pie del berimbau y se empieza a luchar haciendo la u, o empezando con una patada, un mortal o un flic-flac.

Como afición, también tengo el ping-pong, y juego dos días a la semana.

También, hago un poco de defensa personal.

Al gimnasio voy de lunes a jueves. Hago un cuarto de hora de bicicleta y después me voy a la sala fitness a hacer un poco de pesas. También, hago rehabilitación de la espalda, hago estiramientos y abdominales.

Así, se despide.

Atentamente, MOCEGO.

 

 

Si tú también quieres hacer algún  comentario sobre tus experiencias, envíanoslas al siguiente correo electrónico:
laboris@labor-90.com